domingo, 18 de mayo de 2014

IRIBAR ”ESTA NO ES FORMA DE GANAR UN PARTIDO”


Sobre Iribar he escrito largo y tendido, pero es un personaje tan grande en la historia del fútbol que necesitaría una enciclopedia entera para contar sus historias.

Fue en 1968, se jugaban los dieciseisavos de final de final de la Copa de Ferias, que no es otro que el antiguo nombre de la Copa de la UEFA o lo que es ahora la UEFA Europa League. El Athletic Club se enfrentaba al mítico Liverpool dirigido por Bill Shankly.

En el partido de ida jugado en San Mames el equipo bilbaíno venció por 2 a 1, con lo que llego a Anfield con cierta ventaja. Se disputan los 90 minutos reglamentarios y el partido termina con el mismo resultado 2 a 1, pero esta vez a favor del Liverpool. En la prorroga no se cambio el resultado, así que el árbitro saco una moneda para decidir quién pasaba a la siguiente ronda. Aunque ahora nos parezca extraño, en aquel entonces los penaltis aun no estaban contemplados en el reglamento para dilucidar una eliminatoria,  así que era la única manera de decidir el ganador. La moneda tenía una cara roja y otra azul. El capitán del Liverpool eligio el color rojo y Koldo Aguirre, capitán del Athletic… azul. La suerte decidió que el pase a la siguiente ronda beneficiase al Athletic.

Iribar jugó uno de los mejores encuentros de su carrera en la famosa "batalla de Liverpool". Llamada así por la comunión entre jugadores y afición la insistencia de los delanteros ingleses y la cantidad de disparos a puerta que realizaron. El "Txopo" estuvo durante dos horas de juego atajando sin cesar varios balones de los más peligrosos delanteros de Europa. Hizo un encuentro que permitió al Athletic llegar al final con ese resultado.

Así que una vez finalizado el encuentro con la victoria rojiblanca en la eliminatoria, todos los jugadores bilbaínos entraron en el vestuario celebrándolo dando las lógicas muestras de alegría. Pero Iribar no, el “Txopo” estaba sentado en un banco muy serio y cabizbajo. Se acercaron a él para preguntarle si le pasaba algo, a lo que contestó: “¿Que si me pasa algo? ¿Pero vosotros os creéis que es forma de ganar tirar una moneda al aire?”. No es que Iribar no estuviera feliz con el importantísimo triunfo. Es que hubiera preferido ganarlo sobre el césped, demostrando poseer una buena dosis de casta y de orgullo.


¡El txopo era y es mucho txopo!

Fuente: http://www.aupaathletic.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada