viernes, 21 de marzo de 2014

GOICOECHEA, ME MEO EN EL PENALTI

Argentina se plantó en la final del Mundial gracias a las tandas de penaltis con las que eliminó a Yugoslavia e Italia y a un portero milagroso que parecía imbatible desde los once metros. Sergio Javier Goycochea, que pasó a ser titular después de la gravísima lesión del portero titular Pumpido, se convirtió en el héroe de Argentina durante el torneo.

En cuartos de final, Argentina y Yugoslavia se lo jugaron todo en los penaltis tras acabar la prórroga con empate a cero. Maradona falló el tercer lanzamiento de la albicelete pero Goycochea mientras iba hacia a la portería se cruzó con el Pelusa y le gritó: “Quédate tranquilo, monstruo, que atajo los dos”. Así fue. Goycoechea detuvo los penaltis de Brnovic y Hadzibegic.

En semifinales se volvió a repetir la historia. Goycochea fue un muro en la tanda de penaltis. El portero argentino paró los lanzamientos de Donadoni y Serena y clasificó a la albiceleste para la gran final.

Cuentan que Goycochea realizaba un curioso ritual antes de cada tanda de penaltis, el portero argentino hacía que sus compañeros le rodearan por completo para agacharse y orinar en el centro del rondo.

Goicoechea es único portero en parar cuatro penaltis en un mismo mundial.


Fuente:  www.marca.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada