viernes, 24 de mayo de 2013

SAN ROMÁN ADEMAS DE BANQUILLO, MULTA


Miguel San Román Núñez, nació el 25 de abril de 1938, en Mombuey (Zamora).

Este guardameta de la historia del Atlético de Madrid se pasó dos semanas llorando, con apenas 14 años, cuando tuvo que abandonar su Zamora natal. Pero se le paso pronto, cuando en 1956 en unas pruebas junto al estadio Metropolitano le ficho el Atlético. Llego en el 56 y abandono el equipo colchonero en el 70.Lo hizo con Javier Barroso de presidente y lo abandonó con Vicente Calderón. 14 años dan para mucho, en una época en la que no había aun ni chándal,  se dejó las rodillas muchas veces en la maltrecha hierba del campo, como demuestran las cuatro operaciones, que sufrió a lo largo de su carrera.

Tras una carrera cubierta de jugosas anécdotas, San Román ostenta el récord de ser el jugador que más veces ha estado en un banquillo en la historia de un club sin salir a jugar. Era una época en la que no había cambios y solo se vestía junto al once el portero suplente. Únicamente jugó una temporada y además lo hizo muy bien. Fue en un año flojo del Atlético de Madrid y en cierta ocasión en la que empataron contra el Sevilla -que era el último de la clasificación-, los mandamases del club decidieron multar al equipo por falta de combatividad. Menos a Rivilla que era el capitán. San Román indignado subió raudo para hablar con la directiva: “¿Cómo que falta de combatividad yo? ¿Cómo que una multa por no combatir? ¿Qué hago, me doy de cabezazos contra el poste? ¡Que soy el portero, joder, que soy el portero!” No le sirvió de nada.

Injusta decisión de la junta directiva.

Con el paso de los años fue presidente de la Asociación de Veteranos del Atlético

Fuentes: El magnífico libro “EL FÚTBOL TIENE MUSICA” de José Antonio Martín Otín (Petón), www.bdfubol.com y www.elpais.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada