viernes, 25 de enero de 2013

LA VENGANZA DE BONANO


Hay situaciones en la vida que es mejor estarse callado y no alardear ya que todo se te puede revertir en tu contra.

En una ocasión José Chilavert guardameta de Velez, manifestó en los medios antes del partido que debía enfrentarles a River por la Copa Mercosur que Roberto Bonano el portero de River, no tenía nivel ni para jugar en su equipo y mucho menos en la Selección Argentina. Durante el transcurso del mismo el River Plate se vio castigado con un penalti, que Chilavert ni corto ni perezoso se prestó a lanzar, ya que era él el que los tiraba en el equipo, convirtiendo varios goles a lo largo y ancho de su carrera. Este también lo trasformo y se gritó a Bonano burlándose de él. Todo esto podía haber quedado aquí, pero el destino siempre nos tiene sorpresas guardadas. Cuando quedaban pocos minutos para terminar el encuentro, las tornas cambiaron y esta vez el penalti  lo pitaron en contra de Velez. No hubo necesidad de decir nada, todo el mundo en el campo y el estadio miro hacia Bonano, esta era la ocasión para vengarse de la afrenta sufrida anteriormente. Ese día se convirtió en el único arquero de la historia de River Plate en marcar un gol (fue el único gol que convirtió en toda su carrera).

La venganza estaba cumplida.

Chilavert también tuvo un episodio curioso cuando jugaba en el Zaragoza contra la Real Sociedad: después de marcar un penalti se marchó aplaudiendo y celebrando el gol regocijándose hacia su portería, y cuando menos se lo esperaba la Real ya había sacado del punto central y antes de que llegara le marcaron el empate desde el medio del campo… Pero eso es otra historia que contare más adelante para regocijo de mi amigo gipuzkoano Julio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario