viernes, 9 de noviembre de 2012

RENATO GANDOLFI SE SALVO DE LA "TRAGEDIA DE SUPERGA" POR UNA INJUSTA DECISIÓN


Fue un 4 de mayo de 1949, el equipo del Torino regresaba de una gira por Europa con final en Lisboa, allí celebraron un partido homenaje al jugador portugués Francisco Ferreira. El equipo turinés se había convertido en uno de los más importantes del viejo continente con cuatro “Escudetos” consecutivos. Tanto era así que la selección italiana llego a jugar hasta con diez jugadores de esta escuadra, que además era la actual campeona del Mundo en aquel momento.

La tragedia ocurrió a las 17:35 horas cuando el avión de Alitalia pilotado por el Comandante Meroni en el que regresaban, a consecuencia de la lluvia y la niebla realizo una extraña maniobra y choco contra la cúpula de la Basílica de Superga, situada a seiscientos metros en una colina en las inmediaciones de Turín. Treinta y un personas murieron en aquel fatídico accidente. La tragedia conmociono el fútbol mundial y en especial el italiano ya que el Torino era el equipo de moda por su  fenomenal estado de forma y juego.

En el momento de la catástrofe el Torino se encontraba líder del Calcio a falta de solamente cuatro jornadas. El equipo turinés -después de aquel fatídico día- decidió acabar aquel campeonato, pero jugándolo con juveniles ya que a causa del accidente fallecieron todos los integrantes de la primera plantilla. Los equipos a los que se enfrentaron también alinearon en solidaridad a jugadores juveniles. El Torino ganó también aquel campeonato, así que se le fue otorgado su quinto “Escudeto” con una gran conmoción mundial.

Tardó muchísimo tiempo el equipo turinés en recuperarse de esta desgracia y nunca volvería a ser el mismo.

En aquel avión viajaban dos porteros de los tres que tenía la escuadra: Valerio Bacigalupo y Dino Ballarin.

Dino Ballarin era el tercer portero del equipo y como tal no disponía de oportunidades para poder jugar, pero en aquella escuadra también jugaba de defensa su hermano Aldo, ya veterano en el equipo y curtido en mil batallas. Aldo consiguió convencer al entrenador y a la directiva para que en aquella gira llevaran a su hermano Dino -por su abnegación y sacrificio en los entrenamientos- en lugar del otro guardameta que en teoría tenia que viajar en aquella gira. A Renato Gandolfi esta decisión no le sentó nada bien, pero le salvo la vida al no encontrarse en aquel avión. Su hora aun no había llegado. Aldo sin saberlo condeno a su hermano y salvo a Renato.



Otra curiosidad es que de aquel accidente también se salvo Ladislao Kubala, que estuvo a punto de fichar por el famoso Torino, pero no llego a un acuerdo con la entidad turinesa y acabo en la Liga española.

Fuentes: http://it.wikipedia.org y http://rasdehierba.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada