lunes, 16 de julio de 2012

LOS PORTEROS DELANTEROS


Muchos son los jugadores de campo que han probado lo que se siente en la portería, han sido muchos, pero para muestra un botón.


Batistuta (Partita de la cuore)
En marzo de 1999 se disputó en Florencia, Italia, la octava edición de la “Partita del Cuore“, un encuentro de carácter amistoso que tradicionalmente reúne a varias personalidades del ambiente. En esa ocasión se conformaron dos equipos bien distintos. Uno integrado por cantantes (dirigidos por Giovanni Trapattoni) y otro por corredores de Fórmula 1 (bajo el mando de Giancarlo Antognoni).
Gabriel Batistuta, el ídolo de la ciudad, jugó de portero para el conjunto musical que tenía, entre otras figuras, a Eros Ramazzotti. El encuentro terminó 1 a 1 y Batistuta pudo saber lo que se siente estando del otro lado.

Crespo (Parma)
Tan generoso es Hernán Crespo como futbolista que además de hacerle ganar premios a sus compañeros también de vez en cuando ayuda a los rivales.. En diciembre de 1998, el Udinese recibió al Parma de Sensini y Verón por la Copa Italia. El partido estaba con empate a dos goles, cuando el guardameta parmesano Guardalben debió abandonar el terreno de juego por una lesión y, ante la imposibilidad de hacer otro cambio, el atacante argentino tomó la responsabilidad de ponerse los guantes durante los últimos 5 minutos. Así fue como a los 47, el ex Temperley y Banfield lo ajustició y selló sobre la hora el 3 a 2. Quizás el defensor nunca se hubiera animado con un arquero en serio. En la revancha, Crespito hizo dos y el Parma ganó 4 a 0.


Terry (Chelsea)
Un accidentado partido vivió en el Chelsea en su visita al estadio del Reading, en la octava jornada de la Liga inglesa 2006/07. Además de la expulsión de su jugador Obi-Mikel, también  sufrió las lesiones de sus arqueros Peter Cech (a los 4 minutos) y Carlo Cudicini, que habría ingresado para remplazarlo, pero solo aguantó hasta el descuento, cuando se golpeó la cabeza al saltar con Ibrahima Sonko y debió salir lesionado. El defensor y capitán del conjunto londinense, John Terry, terminó de improvisado portero. A pesar de todo eso, ganó el Chelsea 1 a 0.

Eto’o (Mallorca)
En septiembre de 2003, el Athletic de Bilbao recibió al Mallorca por la Liga Española de Fútbol. La actuación del equipo local fue brillante en todo sentido y se floreó con un 4 a 0 inapelable. Claro que el último tanto contó con la colaboración de un inexperto portero como Samuel Eto’o, que había ocupado la portería  minutos antes por la expulsión del argentino Leo Franco. El delantero de Camerún poco pudo hacer aquél día. Pero hizo mucho para entrar en la historia de los guardametas improvisados.


Demichelis  (Racing de Avellaneda)
En un dramático encuentro del Clausura 2002, Racing, que venia de ser campeón, perdió su última ocasión de repetir cuando se enfrentó a River, en el Monumental. El partido estaba igualado 0 a 0 cuando en el minuto 90, los dirigidos por Merlo contaron con un tiro libre gracias a la expulsión de Comizzo. Quien se hizo cargo de la situación fue Martín Demichelis, que se colocó los guantes y soportó estoicamente la jugada mal aprovechada por Úbeda, que culminó con el gol de Pipino Cuevas.


José Enrique (Liverpool)
Tras la expulsión de Reina por un cabezazo al jugador del Newcastle, Perch, el lateral español tuvo que ponerse de guardameta ya que Dalglish había agotado todos sus cambios.
Como digo hay muchos otros guardametas improvisados, incluso alguno aparece en este blog. Pero no deja de ser curioso. ¡Además alguno lo hizo bien!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada