viernes, 23 de marzo de 2012

A IRIBAR LO FICHARON POR COMIDA Y PENSIÓN

José Ángel Iribar era un mocetón alto y fuerte como un roble, quizá debido a su trabajo continuo en el caserío familiar “Makatxa” en Zarautz. Sus primeras estiradas fueron en el patio de la Escuela de Misericordia, luego en los torneos playeros con el Salleko, hasta que a los 15 años se incorporó al juvenil del Zarautz.

 Jugando en el Zarautz, fue a probar suerte con la Real Sociedad, pero tuvo un día horrible y se desestimo su fichaje, así que ya se temía lo peor, que acabaría de tornero como quería su padre.

Pero el azar se acordó de él, y un día mientras descargaba hierba con su aita, un futbolista del pueblo se presentó a decirle que en el Baskonia (entonces en segunda) estaban buscando porteros. Por aquel entonces José Ángel tenía 18 años. Su padre lo miro y le dijo que se dejase de bobadas y siguiera descargando hierba. Era el único hijo varón y se le necesitaba para ayudar en el caserio.

La cabezonería de Iribar hizo que se formara una reunión familiar  y con el apoyo de su ama y sus cinco hermanas hizo el petate y se marcho a Basauri a ver que pasaba. Era la primera vez que el espigado chaval cruzaba Bizkaia, con los temores normales de su bisoñez. No iba a ser fácil. Pero la experiencia mereció la pena ya que gracias a Gainza ficho al final por el Baskonia. Lo hizo por una temporada, a cambio de comida, pensión y cinco duros de prima por partido ganado, que cobraba en un talón.

A raíz de unas eliminatorias de Copa en las que el Baskonia eliminó a todo un Atlético de Madrid con una actuación estelar por parte de Iribar, muchos equipos de Primera se interesaron por el; Valencia, Barcelona y Elche parecía que se lo iban a rifar. Pero entro en liza el Athletic Club, que tenia trato preferencial con el Baskonia. Soltó encima de la mesa la friolera de un millón de pesetas. Cifra record en la época, ya que nunca habían pagado tanto a ningún jugador. Así fue como Iribar se vistió de rojiblanco.

De cobrar solo la manutención y la cama pasó a percibir 250.000 pesetas de ficha y un sueldo de 5.000 pesetas mensuales. Todo lo demás ya lo conocemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada