martes, 8 de noviembre de 2011

LAS CANTADAS DE PAVAROTTI

A los porteros cuando cometen una pifia o un error se les dice que han cantado, que han hecho una cantada o que son unos cantantes. En este caso sí que se le puede aplicar al siguiente personaje, ya que aunque en su juventud fue portero de fútbol, es considerado como uno de los mejores cantantes de ópera de todos los tiempos.

Luciano Pavarotti, nació el 12 de octubre de 1935 en las afueras de Módena, en el norte de Italia, era hijo de Adele Venturi, trabajadora en una fábrica cigarrera, y de Fernando Pavarotti, panadero y tenor aficionado, que estimuló a Luciano para comenzar sus estudios en el mundo del canto lírico. Aunque Luciano hablaba con cariño de su infancia, la realidad es que vivió ciertas penurias. Su familia tenía escasos recursos económicos; sus cuatro miembros se apiñaban en un apartamento de dos cuartos.

Después de una niñez normal con un típico interés por los deportes (en su caso, el fútbol sobre los demás), Luciano se graduó en la Scuola Magistrale, y se enfrentó al dilema de la elección de carrera. Estaba interesado en seguir profesionalmente la carrera de futbolista como portero, pero su madre le convenció para que se convirtiera en profesor. Posteriormente ejerció en una escuela primaria durante dos años, pero finalmente permitió que su interés en la música prevaleciera. Reconociendo el riesgo que esto conllevaba, su padre le dio su consentimiento a regañadientes: acordaron que Luciano recibiría alojamiento y comida hasta que cumpliera 30 años, y si no triunfaba a esa edad, se ganaría el sustento por sus propios medios.

Pavarotti se debatía entre sus dos grandes pasiones, la portería y el canto, al final prevaleció afortunadamente el segundo, para deleite de todos. No sabemos qué tal portero hubiera sido, pero como tenor todos conocemos el resultado.

Durante toda su vida fue un ferviente aficionado al fútbol e hincha de la Juventus. Compartió con otros dos tenores esa afición, en este caso españoles; Placido Domingo seguidor del Real Madrid y Josep carreras del FC Barcelona. Juntos los “Tres tenores” cantaron en diferentes eventos dedicados al fútbol, como previos de partidos y  Mundiales, concretamente en el de Francia 1998, y cada vez que hacían una aparición ante la prensa Pavarotti lo hacía siempre con un balón entre sus manos.

Fuente: www.wikipedia.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada