martes, 3 de mayo de 2011

JUAN PABLO II TAMBIÉN FUE PORTERO

Ahora que esta tan en boga por su reciente beatificación por el Vaticano del Papa Juan Pablo II, debéis saber que antes de ser el máximo pontífice de la Iglesia Católica, fue
portero de fútbol, si portero allá en su tierra natal, en las calles. Karol Jozef Wojtilla, Lolek para sus amigos nació el 18 de mayo de 1920 en Wadowice, localidad cercana a Cracovia.

Según testigos directos de su experiencia como guardameta, como es el caso de su amigo Jerzy Kluger -médico de profesión- era un portero aficionado pero bueno y con futuro para haber podido llegar lejos. Un hombre siempre cercano al deporte, a las sanas costumbres que generan la actividad deportiva en grupo, que si no estaba jugando al fútbol, le gustaba practicar el piragüismo junto a su citado amigo Jerzy Kluger o, ya en invierno, jugar el hockey sobre hielo o practicar esquí. Además un joven creativo, reflexivo, apasionado del teatro, que se sintió atraído por la poesía y en algún momento pensó en ser actor.
Precisamente y con relación a su vinculación al deporte y al fútbol, existe un documental obra de los italianos Mario Farneti y Massimo Lavena, con el apoyo del Centro TV del Vaticano, titulado “Juan Pablo II habla al deporte” en el que se trata con detalle el tema. En el mismo se incluyencuriosas fotografías de Karol Wojtyla practicando estos deportes rescatadas del museo dedicado a su figura en Polonia.

De niño siempre jugaba de portero. Tenía manos grandes, no se le doblaban las muñecas y, sobre todo, se las arreglaba para caer sin hacerse daño. O no demasiado. Se le disparaba la adrenalina ante el peligro y era valiente. Lo suyo no era meter goles sino salvaguardar la red. La chavalería se lo rifaba, lo mismo polacos que judíos, porque el pequeño Wojtyla (‘Lolek’ para los amigos) despertaba confianza entre los palos. Así empezó a forjarse un carácter que no rehuía las responsabilidades, más bien todo lo contrario. Le gustaba saber que sus reflejos eran decisivos para mantener el marcador a cero; pocas veces se le escapaban los balones.
Fuentes: www.sanjuan8.com y www.elcorreodigital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada